fbpx

Cómo escuchar tu sabiduría interior reconociendo y validando tus emociones

La mente rumea con constancia, hay una voz insistente que impone limitaciones, da miedo, culpa y paraliza. A su vez las sensaciones hablan, las emociones están ahí dentro, intentando decir para marcar el camino ¿Qué voz es más sabia? ¿Cuál es importante validar?

Es común oír frases como “escuchá tu corazón” o “seguí tu intuición”, parece que decirlas es caer en lugares comunes, pero guardan en ellas una gran verdad, hacen referencia a la sabiduría interior.

¿Qué es la sabiduría interior?

En el interior de toda persona residen conocimientos innatos. Están ahí todo el tiempo, la tarea es escucharlos y validarlos.

Para poder escuchar a ese maestro interno hay que poder distinguir entre esa voz mental limitante que proviene del ego y las sensaciones internas que indican cómo nos sentimos en cada momento y situación.

Siempre estamos sintiendo y el ruido mental calla u opaca las sensaciones.

¿Entonces? Hay que reconocer estas dos voces, distinguirlas y aceptarlas.

Reconocer la voz del ego, sin luchar contra ella o querer apagarla, dejarla pasar, para que la mente quede en silencio y nos permita conectarnos con ese saber.

Coaching y sabiduría interior

A través de determinadas preguntas, se puede distinguir qué te motiva para clarificar tus objetivos y valores, para que puedas vivir de acuerdo a ellos y tener una existencia más satisfactoria y auténtica.

Estas preguntas están orientadas a descubrir el SER, ponen énfasis en nuestras motivaciones del ser y no en el hacer, para después alinear ambas cosas y encontrar un equilibrio.

En coaching también hay otras consignas destinada a revisar qué te frena. Con esto se intenta terminar con la creencia de que lo que te detiene tiene que ver con circunstancias externas, para descubrir cuáles son las barreras internas que impiden vivir con mayor plenitud.

Preguntarte qué te motiva y que te frena te va a otorgar sabias respuestas. Solo así es posible identificar y clarificar barreras para disolverlas, es aquí donde aparece la clave: escuchar la sabiduría interior.

Por tanto no existe una receta mágica, el objetivo es convertirte en tu propia referencia.

Siempre está ahí esa inspiración para darte un mensaje. Escucharte y estar presente te va a permitir encontrar a tu sabio interior.

La validación como principal herramienta

Darle luz a lo que te pasa y aceptarlo no está, en lo más mínimo, relacionado con la idea de ponerse en lugar de víctima. Es más bien legitimar lo que te sucede, escucharlo y cederle lugar para que sea tu propia guía.

Permitirte sentir, oírte, saber que no es posible ser feliz todo el tiempo, que se pasa por muchas sensaciones y estamos en constante cambio, pero que sí podemos vivir en sintonía con nuestro ser validando lo que nos sucede.

Las personas, momentos y situaciones nos producen distintas sensaciones. Es importante darle lugar a ese sentir y abrazarlo, es la guía que no dice claramente por dónde ir, con quienes nos sentimos a gusto y que ambiente o entorno nos genera buenas impresiones internas.

Habitarte, registrar sensaciones y darles espacio, es clave para vivir de manera auténtica.

Es necesario escuchar y validar nuestras emociones

Todas tus emociones son válidas, legítimas. No deberías ni podrías sentir de otra manera. Es ESO lo que te está pasando y está bien.

Castigar, juzgar, trivializar, negar lo que te pasa solo sirve de escape, vivir improvisando y probando fórmulas que no tienen  que ver con vos y lo que te pasa, hacen que te alejes de tu sabiduría interior como guía hacia la realización de tus emociones.

La validación de lo que siente un otro

La validación es una práctica que implica empatizar para aceptar las emociones del otro sin juzgarlas, sin caer en la tentación de aconsejar y si querer cambiar eso que siente la otra persona.

Es dar importancia y legitimar lo que alguien está pasando, lo que no significa que estés de acuerdo o que reaccionarías de la misma manera. Es entender que un ser está pasando por una situación concreta que le genera determinados sentimientos y que eso está bien para él.

Es importante practicar la aceptación y la validación porque construye confianza y aumenta la intimidad de los vínculos, disminuye la sensación de aislamiento y alienta a que el otro experimente y acepte sus emociones.

Cómo ayudarte a vos mismo

Es importante que siempre cuentes con la posibilidad de ayudarte a vos mismo, esto es posible a través del autoconocimiento, la validación de tus emociones para acceder a esa sabiduría que reside en tu interior.

Así como sos capaz de escuchar y aceptar lo que le pasa a otro tenés que ser capaz de hacer ese trabajo con vos mismo.

Ese sabio interno es potencial puro para el cambio, escucharlo te va a guiar de manera auténtica hacia donde te sientas más a gusto.

Nadie sabe más de vos, que vos mismo, es hora de descubrirse.

Esta web utiliza cookies ¿estás de acuerdo?    Política de Cookies
Privacidad