fbpx

Cómo sanar a través de las constelaciones familiares

Desde hace un tiempo a esta parte es común escuchar sobre nuevas terapias alternativas, distintas a las clásicas relacionadas con la psicología más ortodoxa.

Seguramente conocés a alguien que te recomendó que hagas constelaciones familiares para resolver algo o te contó que logro sanar a través de este tipo de proceso.

Últimamente se ha extendido la propuesta y todos podemos tener acceso a probar constelar una situación en particular.

La serie “Mi otra yo” de Netflix sumó mucho a la divulgación de este método porque muestra (obviamente ficcionado) cómo es y qué efectos puede tener, pero…

¿Qué son las constelaciones familiares?

El creador o padre de las constelaciones es Bert Hellingher, quien en sus inicios observó que este método permiten descubrir las ataduras con el pasado familiar que cada uno expresa involuntariamente a través de sus sentimientos, deseos, comportamientos, reacciones y enfermedades. Estos vínculos invisibles de amor que generan nuestra vida y que cada uno metaboliza en su vida cotidiana en forma de una limitación o de un malestar crónico se transformarán en nuevas fuerzas al servicio de la vida.

Dentro de los modelos o escuelas de la terapia sistémica o familiar, que comenzó a consolidarse desde mitad del siglo XX, las constelaciones familiares son un método terapéutico encuadrado dentro de la Escuela Experiencial.

Una Constelación Familiar es un proceso de sanación que se realiza en grupo y que trabaja sobre la parte más profunda de nuestra conciencia.

¿En qué se basa esta técnica?

Bert Hellinger observó que muchos de nosotros utilizamos, de manera incosciente, patrones familiares destructivos que nos conducen hacia la ansiedad, la depresión, la ira, la culpa, la soledad, el alcoholismo e incluso la enfermedad como una forma de «pertenencia» a nuestras familias. Su teoría es que, unido por un amor profundo, un niño a menudo sacrifica sus propios intereses en un intento de aliviar el sufrimiento de otro miembro de la familia.

¿En qué consisten las constelaciones familiares?

El propósito de Constelaciones Familiares es descubrir las dinámicas ocultas de una familia y sus relaciones de una manera experiencial.

Las constelaciones familiares se realizan de manera individual o en grupo y permite observar la dinámica de una familia por medio de los representantes para que pueda conducir a una solución.

En una sesión de constelaciones familiares, el constelador  reúne a un grupo de personas que quieran participar.

Cada participante tendrá su turno de constelar y de elegir del resto de los miembros del grupo quienes y como representaran a los personajes de su familia y a la situación que quiere sanar.

Es un proceso activo en el que hay un trabajo personal y grupal, y se puede constelar tanto individualmente como en grupo.

Existen dos tipos de constelaciones

Las constelaciones, y las constelaciones cuánticas. Las segundas, son la evolución de las primeras, propuestas por el mismo Bert Hellinger.

En la medida en que el pensamiento en relación a las constelaciones familiares ha ido evolucionando se ha ido adaptando la técnica de las constelaciones.

En un principio las constelaciones era una representación fija inmóvil, únicamente dirigida por el  Constelador. Este modelo de psicoterapia duró unos quince años, y sigue siendo presente en la constelación con muñecos.

En la medida en que Hellinger avanzó comenzó a sostener que la vida es mucho más que psicoterapia, y que distintas fuerzas dirigen nuestras vidas; fuerzas muy superiores a nosotros, que nos orientan continuamente hacia la unificación y el amor.

La constelación hace aparecer muchas de estas fuerzas, y sólo el movimiento impulsado por ellas es el que provoca la sanación.

Aparecen así las constelaciones cuánticas, en las que ya no buscamos una imagen, sino un movimiento; y además un movimiento de reconciliación.

En las Nuevas Constelaciones Familiares vemos que la energía de sanación está en el cliente y en el campo. El constelador se pone al servicio del vacío creador y ayuda al cliente a asentir a todo como es.

¿Para qué sirven las constelaciones familiares?

Las constelaciones tienen como objetivo que la persona perciba sus implicaciones en su familia para que de este modo se le pueda brindar una solución a la problemática que ha planteado. Para ello se le ayuda a que se coloque en el lugar adecuado dentro del sistema que forma su familia.

“Sin Orden no hay Amor”

Con la ayuda de las frases propuestas por el constelador, la persona obtendrá un adecuado equilibrio dentro del sistema, llegando de ese modo a lograr armonía en su vida.

Según los teóricos que adhieren a esta terapia las constelaciones pueden tener los siguientes efectos positivos:

  • Solucionar conflictos con la pareja, los padres, hijos y cualquier otro miembro del sistema familiar de varias generaciones anteriores.
  • Comprender y aceptar la enfermedad en sus orígenes sistémicos como un primer paso a la recuperación.
  • Equilibrar los sistemas familiares.
  • Enfrentarse con el miedo a la muerte y a las separaciones.
  • Clarificar y diferenciar los sentimientos hacia otras personas.
  • Comprender que las acciones siempre tienen consecuencias.
  • Recuperar el equilibrio interior.
  • Alcanzar la paz y la felicidad que necesita nuestra vida.

¿Cuál es el propósito de esta terapia?

Las Constelaciones Familiares nos permiten romper estos patrones familiares que se explicitan a lo largo del texto, que nos traban, nos cierran puertas, para que podamos vivir de una forma más consciente, sana, feliz y sobretodo plena. Los resultados pueden ser un verdadero cambio de vida.

Si querés conocer en profundidad las constelaciones, si sentís que pueden ayudarte a sanar algún aspecto que te impide avanzar en tu vínculo de pareja te invito a inscribirte a mi MasterClass gratuita de parejas.

Esta web utiliza cookies ¿estás de acuerdo?    Política de Cookies
Privacidad